El análisis del CEOGaming

Isidro Quintana: El futuro del web3 gaming

Llevo desde que tengo memoria creando piezas audiovisuales y desde los 8 años metido en las experiencias virtuales, durante toda mi vida me he preguntado cómo funciona la tecnología y si yo sería capaz de crear algo así.

Aunque descubrí Bitcoin en 2013 en un grupo de discusión de política libertaria, no fue hasta 2015 cuando empecé a interesarme por él. Tardé mucho en entender cómo funcionaba, pero cuando vi sus posibilidades no tardé en fusionar las economías virtuales de los videojuegos con las posibilidades del blockchain.

Mis ideales eran prácticamente los mismos que los de los cypherpunks, así que mi motivación era doble. ¿Podría hacer algo para liberar a los videojuegos al igual que hizo Satoshi para liberar el sistema económico?

¿Cómo hemos llegado al web3 gaming?

Es indiscutible que estamos viviendo tiempos de cambios de paradigmas acelerados. Aunque ya Maquiavelo hablaba de ello, fue Thomas Jefferson fue uno de los pioneros ejecutivos de la separación Iglesia-Estado, podemos decir que Satoshi lo es a la Economía-Estado, aunque la idea ya venía de algunos filósofos (clásicos como Montesquieu, o más actuales como Ayn Rand por ejemplo) y economistas (especialmente austriacos). Igual que la idea de que la religión no domine nuestras vidas actualmente es de sentido común, no lo era hace no muchas décadas. 

Ethereum nos trajo poder construir soluciones descentralizadas, desde entonces ya hace más de 10 años y nos ha permitido hacemos preguntas que antes no nos hacíamos. ¿Es posible tener una sociedad más libre y justa con este sistema? ¿Cómo llegamos a un consenso sobre cómo vivir en sociedad con individuos con ideales radicalmente opuestos? Y un largo etc.

La nube especulativa sobre los cripto activos nos nubla la vista sobre lo que hay realmente en el trasfondo, un conjunto de tecnologías que nos permiten enfrentarnos a viejos problemas de manera diferente. 

El gaming no es un sector diferente y podemos equiparar economía-estado a economía-videojuego ¿qué nos permite hacer esta tecnología que antes no podíamos hacer? ¿Y en qué mejora la antigua experiencia de entretenimiento? La respuesta es que hay muchísimos desarrolladores intentando resolver esta cuestión, con muchísimos ensayos fallidos y algunos aciertos. 

Pasado y futuro del web3 gaming

2017-2022 (el pasado)

Durante esta época nacieron los juegos blockchain, el 99% de ellos han estado enfocados en incentivar el juego a cambio de un activo digital que podía ser intercambiado por moneda de curso legal, hablamos de los tokens.

Los que estamos aquí desde entonces vivimos un despliegue sin precedentes de diferentes políticas económicas digitales, lo que conocemos como tokenomics

Esta premisa hacia posible la financiación de empresas sin tener el producto, las conocidas ICOs que perduran hasta nuestros días y ya más reguladas debido al alto porcentaje de estafas que vivimos durante los años 2017 y 2018.

Ya en los últimos años, la mezcla de estrategias de incentivos con objetivos financieros como tokens, NFTs y otros bienes digitales dieron lugar al término GameFi. Es decir gaming + finance.

Con todo esto, no ha habido ningún proyecto que demuestre sólidamente que la propuesta de economía digital web3 sea superior a las economías digitales web2. 

2022-2027 (el futuro)

La conclusión que se ha sacado de los proyectos fallidos del pasado es que el incentivo financiero per se, no es suficiente para que un videojuego tenga éxito.

Cuando fundé Triple O Games nuestra propuesta de valor era usar la tecnología blockchain para ampliar las posibilidades sobre las economías digitales de los videojuegos y crear y expandir nuevos modelos de negocio, no en sustituir lo existente. 

Todos estos juegos que fracasaron en su intento de usar el conceptos NFT, Tokens o metaverso como gancho comercial se dieron cuenta de lo más básico, no puedes sustituir la base de un videojuego, el entretenimiento, por una recompensa económica por que acabas creando un sistema insostenible que solo vas a ser capaz de mantener mientras el jugador esté ganando dinero (o la premisa de conseguirlo).

En el juego Battle Derby nosotros propusimos un balance entre las motivaciones intrínsecas (jugar porque el juego es divertido) y las extrínsecas (recompensas). Creamos el «proof of skill», donde para ganar recompensa era necesario demostrar objetivamente tus habilidades de juego. Battle Derby es totalmente funcional sin tener NFTs, ni tokens, pero estos expanden la experiencia.

Trailer de Battle Derby, el juego Web3 creado por el estudio de Isidro Quintana.

Muchos están llamando a esto GameFi 2.0, y es el futuro del web3 gaming donde blockchain es una característica más, pero no la base dónde gira la experiencia de juego. Ahora empezaremos a ver realmente sistemas de incentivos atados a la experiencia de juego que pueden superar a los sistemas web2. No me cabe duda que los juegos web3 triunfarán, pero aún falta algo importante. Que algunos de los desarrolladores saque un título que rivalice con los juegos top web2 en cuanto a jugabilidad. 

-----
Isidro Quintana es tutor del Programa de Estrategia Blockchain de Oxford y CEO cofundador de Triple O Games, una startup de GameFi centrada en la creación de experiencias de juego únicas que actualizan el modelo "Free-to-Play" al permitir a los jugadores ganar dinero junto a los desarrolladores a través de blockchain. También cofundó Mojomix DAO, un fondo de criptomonedas sin delegación de fondos, diseñado para ayudar a los cripto-hodlers a diversificarse y superar al bitcoin a largo plazo. Es un gaming serial entrepreneur con más de 17 años en la industria de la innovación tecnológica y audiovisual. Graduado en Oxford y Stanford, creó y vendió una Startup de videojuegos para móviles, trabajó con las mejores empresas de entretenimiento como Disney, Warner, Marvel, DC, Mattel, Activision, Garfield y Crayola, y tiene premios como el de mejor película de animación del Goya en 2010 o uno de los mejores juegos Indie en PaxEast en 2015 entre otros.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba