OutOfTheBlock

Horizon Worlds: analizamos el metaverso de Mark Zuckerberg

Horizon Worlds se presenta como una versión avanzada de Second Life en la que antes de ingresar a Horizon por primera vez, las personas diseñarán sus propios avatares a partir de una variedad de opciones de estilo y cuerpo, para garantizar que todos puedan expresar completamente su individualidad. A partir de ahí, los portales mágicos, llamados telepods, transportarán a los usuarios desde espacios públicos a nuevos mundos llenos de aventura y exploración.

Al principio la gente se lanzará a juegos y experiencias creadas por Facebook, para que posteriormente puedan generar su propio contenido con un modelo de negocio aún por determinar pero que en sus avances ya determinó que el porcentaje mayor de ingresos irían para la plataforma y no para el creador.

El objetivo de la compañía es que cada vez sea más normal llevar a cabo acciones en el mundo virtual, y pretende que Horizon World se convierta en un lugar donde las personas se relacionan entre sí e incluso comiencen a realizar compras desde el mundo virtual.

Este modelo de negocio, unido a un desarrollo tecnológico poco ambicioso en su lanzamiento, nos hace pensar que la estrategia de implantación de Horizon Worlds pase por ir “crossing the chasm” a través de los usuarios de Facebook y los Facebook Games, teniendo ahí identificado su target de usuarios para alcanzar una adopción masiva de la mano de Oculus, dejando así la disrupción en un segundo plano hasta que consigan la adopción suficiente para justificar, de nuevo, sus elevados presupuestos.

El Metaverso es un mundo virtual, al que nos conectaremos a través de dispositivos que nos harán pensar que realmente estamos dentro de él, interactuando con todos sus elementos y que gracias a tecnologías como blockchain las acciones en el metaverso pueden tener trascendencia en la vida real.

Fuente

El metaverso puede ofrecernos el próximo gran salto evolutivo de Internet, estando en la lista de tecnologías emergentes que figuran en la agenda de países y de grandes corporaciones.

Quizás la que más “ruido” ha generado ha sido Facebook, quien aprovechando el hype del momento y una necesidad de lavado de cara por la exposición de la utilización de los datos de usuarios, no sólo realizo un rebranding a META sino que lo centro en su estrategia, con grandes anuncios de inversión y creación de empleo, estableciendo alianzas como la de Telefónica para una colaboración con Meta para el desarrollo del metaverso y crear un centro de innovación, uniéndose al hype Estados y organismos públicos con dotaciones presupuestarias para esta transformación.

Sin embargo, los primeros pasos de esta carrera están mostrando realidades, el alto nivel de inversión de Reality Labs, la división que vela por el desarrollo del metaverso dentro de Facebook perdió otros 2.900 millones de dólares —unos 2.700 millones de euros— en el primer trimestre de 2022.

En el último trimestre del año pasado, la división perdió 3.300 millones de dólares, escandalizando a Wall Street y provocando serios ajustes en la estrategia de la compañía, unidos al escaso desarrollo tecnológico que están mostrando en sus presentaciones públicas  Telefónica ha presentado el metaverso de la Rafa Nadal Academy by Movistar.

El Metaverso se ha convertido en ese espacio en el que todos quieren estar, quieren invertir, pero no saben ni cómo ni cuánto ni dónde, y en dónde las marcas se están posicionando en un acción a camino entre el FOMO ( Fear of Moving Out ) y la apuesta por tecnologías emergentes para adaptarse a nuevo usuario.

Empresas como Mundocrypto se han lanzado en esta carrera con la presentación del primer metaverso educativo que presentan en Madrid el próximo 27 de Agosto.

Entender Metaverso y Web3, nos lleva a ciertas innovaciones que deberemos considerar cómo los proyectos en los que estamos dispuestos a invertir y participar, están abordando, los elementos disruptivos son:

  • Identidad Digital: Un proyecto que abarque qué datos estamos dispuestos a compartir y cuáles van a depender de quien los solicita, incluyendo datos personales, profesionales y de salud.
  • Interoperabilidad y accesibilidad de datos: Espacios abiertos en los que poder transaccionar estos datos de manera descentralizada con independencia del usuario y plataforma, con los elementos de blockchain y web3.
  • Monetización de contenidos: La atribución de contenidos mediante NFT que conformen atributos de nuestra identidad digital facilitarán la creación de nuevas economías en las que la plataforma tecnológica será el producto y no el usuario.
  • Acceso a internet masivo: Acceso libre y universal a la tecnología necesaria para el desarrollo del metaverso, con resistencia a la censura.

Hay aspectos que al analizar las oportunidades que nos trae el Metaverso, debemos analizar para comprender la oportunidad y poder aprovechar el desarrollo tecnológico y no caer en una zona de desilusión al ver que la tecnología a la que accedemos no nos aporta valor ni experiencias.

Pablo López Gutiérrez

Web3 Product Manager

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba